Caso UPAD deja en evidencia una clase política que no respeta las instituciones democráticas

a Confederación de Trabajadores Rerum Novarum hace un llamado al pueblo de Costa Rica a no caer en el circo que se ha levantado alrededor del peligroso caso de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD).
Reiteramos nuestro repudio a las prácticas totalitarias de vigilancia contra la ciudadana.

Pero además, como pueblo trabajador debemos desarrollar la capacidad para identificar los juegos de intereses que se entremezclan en situaciones como estas.

Mientras el Poder Ejecutivo desea controlar toda la información de la ciudadanía, el Legislativo en diversas ocasiones ha procurado levantar cortinas para proteger intereses políticos y económicos de ciertas élites nacionales y transnacionales y ahora, además, quieren sacar partido electorero.

Asimismo debemos sopesar el papel de la prensa comercial. Nada mejor que un buen escándalo para atraer televidentes y lectores, y con ellos, anunciantes; aunque la cobertura sea superficial, atomizada y convertida en un espectáculo.

Además, debemos evaluar algunos personajes públicos, que van desde la Fiscala y la Defensora de los Habitantes hasta “patriotas abogados” y aspirantes presidenciales que buscan o podrían buscar levantar imagen a costa del show.

Todas estas maniobras, teatralizadas por la prensa, contribuyen a desviar la atención de otros problemas que nos afectan como país: estancamiento de la economía, modelo económico que favorece a los capitales transnacionales, creciente desempleo y precarización de los empleos, amenazas al régimen de empleo público, desmantelamiento de las instituciones, venta de FANAL, privatización de la CCSS, irrespeto a los derechos humanos…

La más burda de las maniobras distractoras fue la que profirió el Ministro de la Presidencia, queriendo vincular al movimiento sindical en esta cadena de atropellos. Por supuesto que ninguna organización sindical va a avalar el espionaje ciudadano, especialmente cuando por tantos años hemos sido sus víctimas.

Queremos advertir que otro de los graves síntomas que se han manifestado con esta crisis es el irrespeto a las instituciones democráticas y a sus propias investiduras de parte de cierta élite política.

Podemos recordar casos de atropellos de funcionarios del Ejecutivo hacia la Asamblea Legislativa, o de esta al Poder Judicial y viceversa.

La Confederación de Trabajadores Rerum Novarum tiene la firme convicción de que solo mediante autoridades responsables ética y moralmente, que conozcan y comprendan la dimensión de sus responsabilidades será posible contener ese deterioro de nuestra democracia.

La Rerum Novarum, por lo tanto, hace una excitativa a toda la ciudadanía para fortalecer su participación en todos los órganos de toma de decisiones, como gobiernos locales o asociaciones de desarrollo e inclusive partidos políticos, porque es desde estos donde han estado escalando muchas personas usurpadoras del verdadero y legítimo interés del pueblo costarricense. ¡Basta ya de jugar con nuestra democracia!

Comité Ejecutivo
Confederación de Trabajadores Rerum Novarum

Mario Rojas Vílchez
Secretario General CTRN

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn