CTRN, Mas vistos
357 0

Expediente 20.580

Expediente 20.580 es un “asalto al bolsillo” de los trabajadores

Iniciativa no apunta al corazón del problema: evasión tributaria

Las recientes reformas fiscales propuestas por los legisladores salientes representan un “asalto al bolsillo de los costarricenses” y confirman la “red de cuido” que brinda la clase política a ciertos empresarios de este país.

Por lo anterior la Confederación de Trabajadores Rerum Novarum (CTRN) denuncia que el denominado proyecto Ley de fortalecimiento de las finanzas públicas no resuelve el déficit fiscal de este país que se estima cierre en 7,10% del Producto Interno Bruto, aseguró Lenin Hernández Navas, presidente de la CTRN.

Hernández Navas detalló que a la iniciativa mal denominada Ley para el fortalecimiento de las finanzas pública se le aplicó un trámite rápido de manera atropellada, el pasado 28 de febrero, y además junta dos temas que deberían ser tratados, por aparte, como son una verdadera reforma fiscal y el empleo público; entonces ante esa confusión, la iniciativa se convierte un parche más a las finanzas estatales y además sigue achacándole a la clase trabajadora el problema de la falta de recursos del estado.

“El déficit del país se atiende atacando el corazón del problema la evasión, elusión y defraudación, fiscal, los cuales representaron un 8,22% del Producto Interno Bruto en el periodo de 2010-2013, según lo dijo el mismo Ministerio de Hacienda, Helio Fallas, en febrero del 2016. El análisis realizado por Hacienda, sobre esos tres años, confirmó que los recursos que no se percibieron durante el 2013 representaron ¢ 2 billones, con los cuales se resolvería la falta de recursos del 2013 que ascendieron a ¢1,3 billones, datos emitidos por el propio Ministro Helio Fallas”, sostuvo el líder sindical Presidente de la CTRN.

parte Hernández Navas considera que los señores diputados dirigen sus esfuerzos, para resolver la falta plata del gobierno, en contra de la clase trabajadora ampliando nuevos impuestos a los servicios como transporte estudiantil, servicios de odontología, medicina, derecho, educación, y hasta un corte de pelo va ser gravado, mientras prevalecen 19 vacíos legales y cuatro formas de defraudar al fisco costarricense según un informe legislativo de la Comisión Mossack-Fonseca, de marzo 2017, que investigó los llamados Papeles de Panamá”, indicó el presidente de la CTRN.

La comisión analizó los hechos denunciados, el 3 de abril del 2016, por 109 medios de comunicación de 76 país que evidenciaron como políticos, personas del mundo de los negocios, deportes y el arte costarricense contrataron los servicios profesionales del denominado bufete panameño para el ocultamiento de propiedades, empresas, activos, ganancias y lograr así la evasión y elusión fiscal.

La información que trascendió a la opinión pública se dio a raíz de una filtración de documentos que revelaron como un porcentaje de la población acaudalada del planeta utiliza con destreza los paraísos fiscales existentes para mantener oculta su riqueza de los radares tributarios y se comprobó que Costa Rica no se exime de esta realidad.

Por su parte el Secretario General de la CTRN, Mario Rojas Vílchez informó “el proyecto de Ley 20.580 terminará ampliando la base de bienes y servicios que se graban con impuestos, que pagamos todos los costarricenses, pero eso, no va a resolver el problema del déficit fiscal, destacó Rojas Vílchez, quien añadió que insistirán en que el país necesita una nueva fiscalidad, progresiva y sostenible.

Para el Secretario General de la CTRN se debe empezar por fortalecer los mecanismos para hacer que los evasores paguen lo que tiene que pagar. ”La evasión y elusión fiscal supera el propio déficit fiscal y así no puede funcionar este país”, indicó Mario Rojas Vílchez.