Comité Ejecutivo, Mas vistos
33 0

CTRN advierte que no permitirá manipulaciones con supuesta crisis de liquidez

Ante la supuesta crisis de liquidez que podría afectar el pago de los funcionarios del gobierno central, la Confederación de Trabajadores Rerum Novarum (CTRN) advirtió que no permitirá que el gobierno ni otros sectores interesados se aprovechen para aprobar a golpe de tambor una reforma fiscal.

“Ya hemos visto en muchas ocasiones que se inventa una “crisis” para conseguir el favorecimiento de ciertas políticas, que en este caso, podrían ser injustas y castigar a la clase trabajadora”, dijo Lenín Hernández, Presidente de la CTRN, en referencia a reiterados intentos de aprobar leyes que recortan los gastos del Estado o gravan el bolsillo de la clase trabajadora.

Desde este miércoles en la noche circulaban rumores acerca de una supuesta crisis de liquidez del gobierno central que supuestamente afectaría el pago a unos 200 mil funcionarios activos y jubilados que dependen de los ingresos del gobierno central por impuestos.

Hernández señaló que la Confederación se reunirá con el Ministro de Hacienda, Helio Fallas, con el fin de aclarar los alcances de esta “crisis” de liquidez.

Mario Rojas Vílchez, Secretario General de la CTRN, advirtió que estas situaciones de “crisis” también pueden derivar en decisiones contraproducentes “como por ejemplo en una emisión monetaria inorgánica, es decir, sin respaldo, lo cual al final podría disparar la inflación.

Mario Rojas Vílchez, izquierda y Lenín Hernández, jerarcas de la CTRN. Al centro, Ismael Fernández, Secretario de Organización.

 

“Queremos aclarar los alcances de este problema a corto plazo, es decir, para que el gobierno no caiga en incumplimiento como patrón, y ver a largo plazo, sobre como vamos a resolver los problemas fiscales del gobierno”, comentó Rojas Vílchez.

Añadió que la CTRN apoya una reforma fiscal que permita mejorar las ingresos del Estado y eso pasa por medidas muy serias contra las empresas y empresarios que eluden y evaden el pago de impuestos, “como lo han dejado en evidencia los Panamá Papers”.

Para resolver en estos momentos, Hernández sugirió por su parte que el gobierno central podría recurrir al traslado de fondos de instituciones del sector público que cuentan con recursos de superávits, entre otros.

Ambos dirigentes reiteraron que la CTRN se opone a toda costa que se tomen medidas para reducir el gasto sin contemplar cómo mejorar los ingresos.

“La reducción de gastos solo castiga al pueblo, mientras los evasores siguen como si nada”, dijo Rojas Vílchez. “No es de recibo que el gobierno ahora salga diciendo que no hay plata mientras fue incapaz de tomar decisiones y emprender acciones para ponerle freno a los evasores, que deben tanto como el mismo déficit fiscal”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *